facebook twitter youtube linked in google plus
ideas para engrandecer tu negocio. y tú, ¿también eres pyme?
facebook twitter youtube linked in google plus
leaderboard
Notas
Emprendedores / Nota
Te arriesgas a perder, o te arriesgas a estancarte
Emprendedores
Nota
10
Ene 2018

Te arriesgas a perder, o te arriesgas a estancarte

El mundo está lleno de oportunidades buenas pero arriesgadas. Si nos conformamos con seguir el mismo camino todo el tiempo, nos arriesgamos a perder esas oportunidades. Correr un riesgo significa salir de la zona cómoda, adaptarse a los cambios e ir más allá de lo establecido. Estas son las cuatro maneras de hacerlo:

Enfócate en los tratos más convenientes. Busca las oportunidades más importantes que consideres casi imposibles de conseguir. Tírale a los buenos contactos: presidentes, directores generales y participantes clave que puedan aprovechar tus esfuerzos.

Incluso si tu negocio redondo no se da de la noche a la mañana (puede requerir años de esfuerzo para que se concrete), una vez que empiece a florecer, cosecharás las recompensas. Y aunque corras el riesgo de invertir tiempo, energía y dinero en ello, a la larga recibirás grandes beneficios.

Sal de tu zona de confort. No siempre es fácil decidir en qué invertir nuestro tiempo y energía. Esto se debe, a que cada vez que le quitas algo de tiempo a la dirección y crecimiento de tu negocio, estás asumiendo un riesgo. Sin embargo, utilizar ese tiempo con sabiduría puede redituar mucho valor. Un riesgo valioso es hacerse tiempo para analizar otras industrias; estudiar cómo funciona la administración en otros campos y cómo se venden otros productos; averiguar cómo se pueden aplicar los éxitos de otras industrias a su propio negocio. Arriesgar tiempo para estudiar lo que sucede fuera de tu mundo te puede dar una perspectiva única que te distinguirá de la competencia.

Atrévete a equivocarte. Es cuestión de buscar más allá de lo que se tiene, viendo a dónde se quiere ir y evaluando qué se va a requerir para llegar allí, y después, hacer el cálculo de la relación riesgo-recompensa. Eso significa preguntarse si merece la pena hacer todo lo necesario para alcanzar esas metas.

Cuando desafiamos lo convencional, nos arriesgamos a ser definidos como el fulano que lo está haciendo mal. Pero si tenemos fe en lo que hacemos, hay que correr ese riesgo. Muchas veces en la vida tenemos que tomar decisiones difíciles y correr el riesgo de equivocarnos. Asumimos riesgos en cuanto al dinero, el tiempo y la energía. Sacrificamos una meta para alcanzar otra, pero los riesgos pueden calcularse de tal manera que reditúen más que en aquellas veces cuando perdemos. Cuando se pierde de vista el riesgo, se pierde de vista la oportunidad.

 

También te puede interesar
Tecnología e Innovación
Te arriesgas a perder, o te arriesgas a estancarte

Tendencias que deberá seguir tu negocio este 2018

Nota
22
Feb 2018
ver más
Tecnología e Innovación
Te arriesgas a perder, o te arriesgas a estancarte

5 apps para cumplir los propósitos de tu negocio

Nota
22
Feb 2018
ver más
Ventas y Mercadotecnia
Te arriesgas a perder, o te arriesgas a estancarte

Tips para ser el mejor líder en el equipo de ventas

Nota
21
Feb 2018
ver más
Ventas y Mercadotecnia
Te arriesgas a perder, o te arriesgas a estancarte

Lo que necesitas para darte a conocer en el mercado

Nota
21
Feb 2018
ver más